OPERACIONES DISTRIBUIDAS

Soluciones a prueba de fallos y estadísticas que funcionan de manera fluida en todas tus sedes

Con las operaciones distribuidas, su solución de gestión de la experiencia del cliente funciona siempre y en cualquier lugar del mundo.

Reúne las principales ventajas de los sistemas configurados de manera central y los sistemas totalmente distribuidos. Así, puede controlar y supervisar las operaciones de cada sede de su empresa para mantener un entorno uniforme y de gran rendimiento, independientemente de la calidad de las conexiones.

Para las organizaciones que aspiran a un control absoluto de la experiencia del cliente, es toda una revolución.

Servidor central

Las operaciones distribuidas de Qmatic son cruciales para las empresas divididas en varias oficinas. Configure y gestione una plataforma de la experiencia del cliente completa desde un punto central y aproveche sus funciones y estadísticas desde cada oficina o sede.

Qmatic incorporó las operaciones distribuidas para ayudar a sus clientes a atender las necesidades de los consumidores en todo momento, sin una sola interrupción en los servicios. En el nivel de sucursal se instala una versión de Qmatic Hub para proteger las comunicaciones entre cada sede y el servidor central de Orchestra. Hub, una plataforma de hardware flexible con opciones de software, actúa como pasarela para los componentes de Qmatic, la explotación de datos y la conectividad de todo el ecosistema de la experiencia del cliente.

Aunque se pierda la conexión con el servidor central, los clientes y empleados de cada oficina nunca sufren ninguna interrupción. Se trata de un sistema de comunicación bidireccional y a prueba de errores entre un servidor central y cada una de las oficinas que administra.

Incluso en las zonas donde las condiciones de la red no son las adecuadas, con latencia alta y poco ancho de banda, el sistema funciona de manera fiable y uniforme. Gracias a la arquitectura distribuida, las cargas de trabajo se producen y se procesan de forma local, y la comunicación con el servidor de datos central se realiza cuando la conexión lo permite, sin que esto se perciba en las operaciones de cada sede.

Cómo funciona

  • Cada sede se conecta a un servidor central por medio de una red.
  • Las conexiones, a prueba de interrupciones, se establecen bien directamente, bien a través de un Hub regional.
  • Los Hubs se integran entre la sede y el servidor central para enviar y almacenar datos entre ambos puntos, sin necesidad de licencias ni mantenimiento.
  • Los agentes de cola (queue agents) actúan como puntos de conexión para incrementar las posibles rutas y la seguridad del servidor, el Hub y las sedes.
  • Su plataforma de experiencia del cliente, Orchestra, adaptada a sus necesidades, se implementa en las sedes desde el servidor mediante un kiosco autoservicio Intro 17 o Qmatic Hub.
  • Si hay interrupciones en Internet, la nube o la conexión inalámbrica, las estadísticas se

Ventajas de las operaciones distribuidas de Qmatic

  • Reduce el esfuerzo del servidor central al controlar la configuración y las funciones de manera centralizada y realizar las operaciones en el nivel local.
  • Proporciona una experiencia de cliente uniforme sin perder ni un dato importante, aunque la base de datos o el servidor central se sometan a labores de mantenimiento preestablecidas o sufran interrupciones inesperadas.
  • Diseña una infraestructura más inteligente y rentable accediendo a estadísticas conjuntas generadas en cada sede de la red.

El poder en el corazón de su empresa

La capacidad de implementar y gestionar operaciones distribuidas desde un solo punto centralizado es esencial para que su empresa funcione de manera uniforme. La solución de operaciones distribuidas de Qmatic le permite hacer precisamente eso.

¿Alguna duda? Hablemos.